YOGA
  • ¿Que és YOGA?
  • YOGA significa unión. Es la unión consciente con LA MÁS PURA ESENCIA DE UNO MISMO, es un viaje vivencial, experimental hasta nuestro centro.

    Yoga tiene dos significados principales:

    - Unión con uno mismo, lo que conlleva la unión o integración de nuestro cuerpo físico, emocional, mental y espiritual.

    - La técnicas o métodos para llegar a dicha unión, que son técnicas de perfeccionamiento del ser humano a nivel físico, mental y espiritual.

    Por tanto en la palabra yoga se engloba tanto el objetivo final de unión, como el método para alcanzar esta unión.

    El yoga en sí no es una escuela filosófica, religión, organización o grupo de personas concreto, aunque muchas escuelas o religiones han tomado parte de sus prácticas para conseguir sus objetivos, pero el yoga es independiente de todos ellos y es un camino de equilibrio, de crecimiento y de experiencia personal.

    Hay que eliminar el concepto de que el yoga es una serie de ejercicios imposibles y tremendamente exigentes, o que es un producto típicamente oriental y solo para unos pocos.

    El yoga es una ciencia universal patrimonio de toda la humanidad y que puede adaptarse perfectamente a la vida occidental que por otro lado es donde más beneficios puede ofrecer por el ritmo de vida que llevamos. No podemos dejar nuestro tipo de vida ni en parte queremos hacerlo pero sin embargo si que para poder estar equilibrados necesitamos espacios y momentos de calma, de sentirnos, de relajar nuestro cuerpo físico, calmar nuestras emociones y concentrar nuestra mente , para poder curarnos de la enfermedad por excelencia de nuestra época que es el estres, la prisa, la ansiedad…

    Con respecto a los objetivos del yoga estos están en función de los intereses del practicante. Al yoga llega gente con expectativas distintas. Mientras para unos puede convertirse en un medio a través del cual conseguir relajación descanso y equilibrio, para otros es la forma de desarrollar la mente y aumentar su capacidad de concentración. Muchos se acercan al yoga buscando la forma de conocerse mejor a sí mismos y aprovechar más eficazmente su potencial. Para las personas enfermas comienza siendo una terapia complementaria. En muchos casos el yoga se convierte en la vía hacia un conocimiento superior y la realización personal. El objetivo lo marca el propio practicante y el yoga nunca pide creer en nada, salvo en lo que uno experimenta por sí mismo.

    El origen histórico del Yoga es muy difícil precisar y existen divergencias de opiniones al respecto. Algunos autores consideran que tiene una antigüedad de más de 5000 años, es decir que sería anterior a los “vedas” los libros más antiguos de la humanidad. Otros por el contrario afirman que tiene su origen dentro del marco de los “Vedas”. Es evidente que el yoga, entendido como actitud personal de búsqueda y desarrollo interno, es muy anterior a dichos textos si bien las técnicas yóguicas que hoy conocemos puede que no sean tan antiguas.

    Algunos autores como Mircea Eliade, sostienen que el yoga ya era conocido y practicado en la antigua civilización del Indo que floreció en los milenios tercero y segundo a. de J.C. Las excavaciones arqueológicas realizadas en más de sesenta lugares entre el mar de Arabia y la cordillera del Himalaya así lo evidencian. En éste área se han descubierto numerosas figuritas de personas practicando posturas yóguicas y meditación, lo que demuestra que el yoga era conocido antes de que los arios invadieran el subcontinente Indo.

    Aunque el yoga es uno, existen distintos caminos para ir hacia nuestro centro. Los 5 más importantes son

    1.- Hatha Yoga: Utiliza el cuerpo físico para penetrar en el SER a través del equilibrio de las energías internas.

    2.- Karma Yoga: Es el yoga del servicio. Se llega al centro a través de las acciones que realizadas en la vida.

    3.- Bhakti Yoga: Es el yoga de la devoción y el amor. El yoga en el que canalizas tus emociones y deseos hacia lo que quieres conseguir, hacia un ideal. Es la rendición de nuestra personalidad ante nuestros aspectos superiores: Yoga Devi (tu espíritu en el corazón), Narayana (la consciencia)… Todas las divinidades son aspectos de uno mismo.

    4.- Jnana Yoga / Gñana Yoga: Es el yoga de la indagación y el discernimiento. Es ir hacia el centro de nosotros mismos, nuestra esencia, a través del conocimiento (leer, entender, discernir) dar un alimento a tu mente que apunte hacia tu centro.

    5.- Raya Yoga: Es el yoga integral, el yoga de la meditación y la introspección.

    La práctica combinada de estos yogas se conoce como “yoga integral”. Resulta difícil establecer una frontera entre uno y otro e independientemente de la rama que se siga, llega un momento en el que van integrándose las demás como consecuencia de un proceso de maduración.

  • Yoga Naradeva
  • Desde “Yoga y Energías “ me gustaría acercarte al Yoga Naradeva

    Es un estilo de Yoga “artesanal “ como hecho a fuego lento. Un yoga cercano, sencillo y auténtico basado en ejercicios, asanas, no agresivos para el cuerpo, sin competición, combinando el estiramiento con la tonificación y la relajación, acompañado con respiración y el acto de atención.

    Un yoga cuyo objetivo es que inicies el camino de vuelta a casa, a ti mismo, y que sientas que en el camino está la meta. La palabra “Naradeva” hace referencia a esa entidad interna que reside en el corazón de todo ser humano.

    No se trata de cambiar nuestra vida sino de aportarle lo que le falta para poder vivirla en equilibrio y uno de los elementos fundamentales a aportar es la calma.

    El estilo de vida en la sociedad actual nos obliga a afrontar multitud de responsabilidades, que hacen que nos olvidemos de nosotros mismos y de nuestras propias necesidades. Esto pone a prueba nuestra capacidad de resistencia física y emocional, provocando con frecuencia la aparición de dolores de espalda, de cabeza, problemas digestivos, estrés, ansiedad ...

    Todo ello afecta negativamente a nuestro estado de salud y también a nuestra relación con los demás. Esta situación, tiene su principal origen en la tensión a la que nos vemos sometidos en el día a día. Con la práctica continuada del yoga, iremos liberando esta tensión alcanzando poco a poco relajación física, tranquilidad emocional y concentración mental imprescindibles para afrontar con vitalidad y equilibrio nuestra vida diaria.

    Así pues, la serenidad y la relajación se convierten hoy en día en medicinas imprescindibles, de la misma manera que lo fueron en su tiempo la penicilina u otros descubrimientos terapéuticos.

    Hasta hace unos años el yoga era practicado por un número reducido de personas. Sin embargo, en la actualidad, esta actividad está integrada dentro de la sociedad como una práctica habitual y saludable.

    Cada día son más las personas que practican yoga porque se hacen conscientes de lo necesario que es el equilibrio y la tranquilidad en sus vidas, consciencia que mejora su actitud e incluso añade calidad al resto de sus ocupaciones. Sin duda, la mejor postura ante la vida.

    ¿Cuál es el MÉTODO DE YOGA NARADEVA y en que se diferencia del ofrecido por otras escuelas de yoga? ¿qué vas a vivir en cada una de nuestras clases?

    La filosofía de Naradeva trata de adaptarse a las necesidades actuales, manteniendo las raíces antiguas del yoga clásico pero renovándose permanentemente, para atender la demanda de los nuevos tiempos que estamos viviendo.

    El Yoga que se practica y enseña en las clases impartidas por Naradeva es la consecuencia de la experiencia de muchos años de enseñanza y también de estudio. Esa forma particular de entender y vivenciar el Yoga se denomina YOGA NARADEVA, desligándolos de otras escuelas o sistemas filosóficos.

    Todo en el ser humano es importante

    En Naradeva se tiene claro que es importante hacer un trabajo en el que tengan relevancia todos los aspectos del ser humano sin dejar fuera ninguno. Por ello, trabajaremos con el cuerpo físico de una forma suave y no gimnástica, trabajaremos las emociones buscando su equilibrio y trabajaremos la mente, conociéndola y centrándola y en ultima instancia, buscaremos el contacto con el centro de uno mismo.

    El Yoga Naradeva es un YOGA INTEGRAL, en el que ningún aspecto quede descuidado.

    En la práctica, la propuesta yóguica de Naradeva se realiza en tres ámbitos diferentes pero totalmente integrados y complementados: Hatha Yoga, Meditación y Trabajo psicoemocional.

    En las clases de yoga que realizarás habitualmente nos centraremos en el Hatha yoga aunque también se dará una introducción al resto de los aspectos si los alumnos están interesados.

    A través del trabajo conjunto con el cuerpo y la mente conseguimos mejorar la salud, eliminar la tensión y equilibrar las emociones.

    El Hatha Yoga cubre las primeras necesidades que como seres humanos tenemos en un ambiente estresante y nos da unas pautas base como: pararnos, relajarnos, coger fuerzas y recuperar el equilibrio perdido.

    El Hatha Yoga es la puerta de entrada al Yoga y muchas son las personas que lo practican sin sentir la necesidad de profundizar más y su práctica les aporta innumerables beneficios para su salud física y emocional.

    Naradeva apuesta por el equilibrio entre técnica y actitud.

    La práctica del Yoga ha de ir acompañada de una actitud adecuada que conlleve un comportamiento no agresivo y amable con uno mismo. Esto es una actitud de no competición, de justa exigencia, de esfuerzo moderado,

    trabajando con uno mismo y no contra uno.

    Además se desarrolla un centrarse en el momento presente a través del contacto con las sensaciones corporales y la vivencia emocional del momento.

    En el mundo del yoga es un debate abierto si es más importante la técnica con que se practica o la actitud que está presente. Hay Escuelas muy técnicas y exigentes con el trabajo corporal en las que la actitud no importa tanto como la realización perfecta de los ejercicios.

    Hay otras en las que lo importantes es que haya buena actitud al margen de que los ejercicios sean técnicamente correctos.

    En Naradeva se ha apostado por nivelar la balanza entre técnica y actitud, por eso las clases están llenas de buenos principios y actitudes a la vez que sin ser muy rigurosos, cuidamos los aspectos técnicos para hacer una practica prospera y segura.

    La técnica sin actitud adecuada no da frutos, es como una buena semilla sembrada en terreno estéril. La actitud sin técnica es solo una buena intención, como una buena tierra donde no hay semilla plantada.

    Herramientas del Hatha Yoga que se aprenden en las clases:

    La finalidad del Hatha Yoga es equilibrar la energía vital para así construir una buena salud y prepararnos para el trabajo introspectivo. Para ese fin utilizaremos tres herramientas:

    • Asanas o ejercicios corporales

    • Pranayamas o ejercicios de respiración

    • Ejercicios de Relajación.

    Asanas

    Son posturas corporales en las que se somete al cuerpo a una mezcla equilibrada de tonificación y estiramiento. A veces el cuerpo permanece en total inmovilidad (asanas estáticas) y otras veces hay movimiento acompañado de una pauta respiratoria (asanas dinámicas).

    Se distinguen de otros ejercicios en que han de ir acompañados de respiración profunda y fluida y de total concentración. De esta forma se da un efecto beneficioso que trasciende lo físico al equilibrarse también la mente y las emociones.

    En el Hatha yoga trabajamos con el cuerpo, como amigo y aliado y no en contra de el. Dejamos atrás todo espíritu competitivo, siendo más importante la aceptación de lo que ya hay, que la consecución de nuevas metas. La práctica se convierte en comunicación y buena relación con el cuerpo. De esta forma nos relajamos y posibilitamos que funcionen los mecanismos curativos del organismo.

    Paradójicamente, cuanto más aceptamos el cuerpo que tenemos, tanto estética como funcionalmente, mas fácil hacemos que se pueda dar un cambio en él hacia más armonía.

    En su práctica tenemos que encontrar un buen equilibrio entre el esfuerzo que realizamos y lo cómodos y relajados que nos sentimos.

    Las asanas se han de realizar de forma firme pero también dejando un espacio para la comodidad, así el cuerpo al verse libre de exigencias se relaja y libera la tensión.

    La máxima que aparece en textos milenarios del Yoga que dice: “firme y cómoda ha de ser tu postura”, define muy bien la forma de trabajar en Naradeva donde buscamos una práctica respetuosa con uno mismo.

    Cada practicante realiza el ejercicio con un grado de exigencia acuerdo a sus posibilidades actuales. Esto hace que en un mismo grupo coexistan principiantes y veteranos, ya que los ejercicios son muy similares para ambos, lo que cambia es la intensidad con que cada uno los va a realizar, así como la profundidad que dará al ejercicio a través de su actitud.

    Encontrar sus propios límites es uno de los aprendizajes del Yoga que nos sirve también fuera de la clase. Cuando uno se esfuerza dentro de sus límites actuales, estos se ensanchan de forma natural, haciéndose innecesario el dolor que nos ocasiona traspasarlos.

    En el Yoga Naradeva invitamos a esforzarse sin llegar al dolor. Distinguimos entre el esfuerzo sano, en el que aunque el ejercicio nos canse y exija sacar fuerzas de nuestra voluntad, no es doloroso ni asfixiante, del esfuerzo insano, en el que la tensión y la exigencia que genera limita los beneficios obtenidos.

    Vemos que el máximo beneficio no se obtiene con el máximo esfuerzo, sino con el justo esfuerzo.

    Tan importantes son en el Hatha Yoga, los momentos de acción y esfuerzo, como los de descanso, en los que integramos y sentimos el efecto de cada ejercicio. El profesor trata de combinar con acierto la acción y la quietud en cada clase, combinando los momentos de acción y descanso.

    En algunos momentos lo oportuno es el Hacer mientras que en otros conseguimos más en el No Hacer

    Beneficios de las asanas

    Resumiendo, podemos decir que son:

    • Liberar la tensión que el estrés genera en el cuerpo.

    • Flexibilizar la columna y movilizar articulaciones para combatir hábitos sedentarios y malas posturas.

    • Vitalizar el organismo.

    • Equilibrar el sistema nervioso.

    • Desarrollar la concentración en el momento presente.

    • Prepararnos para la práctica de la relajación.

    Para su consecución llevamos acabo la siguiente pauta de trabajo:

    • Ejercicios asequibles a todo tipo de personas

    • Movilizar y soltar las articulaciones

    • Movimientos acompasados con la respiración

    • Posturas estáticas con un beneficio concreto

    Como vemos, apostamos por un Hatha Yoga sencillo y asequible a todos los posibles practicantes, libre de exigencias innecesarias, a la vez que profundo en cuanto a sus efectos y beneficios.

    Pranayama

    Según nos cuenta la ciencia del yoga, el aire que respiramos esta cargado de prana o energía vital. Este prana es la fuerza que anima los procesos de todos los seres vivos, esta detrás de cada movimiento y de cada pensamiento también.

    Así, cada vez que inspiramos nos llenamos de esta fuerza vital que vamos guardando y utilizando para todas las actividades vitales necesarias.

    Las técnicas de PRANAYAMA nos enseñan como a través de ritmos y formas determinadas de respirar podemos dirigir al prana por el cuerpo a voluntad con la intención de lograr un buen equilibrio energético.

    El ritmo, la concentración y la intención convierten una respiración normal en una herramienta fabulosa para vitalizarnos, armonizarnos y abrir las puertas que nos llevan al contacto con el centro o yoga.

    Relajación

    Hay una fase de relajación que es la realizada de forma consciente una vez concluida la asana y que invita a soltar y reparar los músculos o partes del cuerpo que acaban de actuar directamente, siendo el momento de descansar, aflojar aun más y dar paso a la siguiente postura.

    De esa manera en la mente se va interiorizando una pauta muy importante que es la de estar preparados para el esfuerzo y la actividad, pero de la misma manera aprender la importancia de saber parar para reponer el gasto efectuado.

    Hay personas que dan mucha importancia a la actividad y restan valor a la falta de movimiento porque hay una asociación interna mal registrada de quietud igual a vagancia, pereza, pérdida de tiempo. Hay que aprender a unir ambos aspectos y crear así el equilibrio que da el no polarizarse.

    El otro tipo de relajación que hacemos, se realiza una vez terminada toda la secuencia de asanas. Es el momento de entrar en una relajación que dura más tiempo, aproximadamente unos diez ó quince minutos y es más profunda.

    Soltando completamente la tensión que pueda quedar en el cuerpo, nos abandonamos de manera consciente al descanso profundo y a la experiencia de recoger los beneficios de todo lo hecho hasta ese instante. Es un tiempo muy agradable en el que disfrutamos plenamente de la calma que poco a poco hemos ido conquistando.

    Nuestra sesión de Yoga

    En nuestras clases tratamos de llevar a cabo los siguientes objetivos:

    • Conocer los principios básicos de la ciencia del Yoga así como su aplicación a la vida diaria.

    • Practicar con técnicas respiratorias (Pranayamas) dirigidas por un lado a aumentar la vitalidad y por otro a tranquilizar la mente y las emociones.

    • Conocer como se realizan correctamente los ejercicios y posturas de yoga (asanas), practicar con ellas y saber sus beneficios.

    • Aprender técnicas de relajación y concentración.

    • Conocer pautas para aprender a observar y comprender los procesos internos de uno mismo para así poder poner orden en el mundo emocional.

    • Que los asistentes tengan experiencia de relajación y tranquilidad.

    • Que todo lo qprendido tenga una repercusión en la salud psicofísica de los participantes

    Dinámica de una clase de yoga

    1.-Las clases comienzan con una relajación en la que desconectamos del exterior y empezamos a sentirnos a nosotros mismos relajando cada parte de nuestro cuerpo, tranquilizando las emociones y concentrando la mente en el momento presente.

    2.-A continuación desbloqueamos las articulaciones para que la energía vital fluya de manera adecuada por nuestro sistema energético.

    3.- Seguimos con unos minutos de pranayama en los que través de la respiración consciente dirigimos el oxígeno, la energía y el prana a través de nuestro cuerpo proporcionando vitalidad a todos nuestras células, órganos, músculos y a todos los niveles.

    4.- Ahora ya estamos preparados para la realización de una serie de asanas fundamentalmente pensada para eliminar tensión, flexibilizar nuestra columna, vitalizar nuestro organismo y equilibrar nuestro sistema nervioso.

    5.- Finalizamos siempre con unos minutos de relajación profunda, donde ya no tienes que hacer nada más que abandonarte a un descanso profundo y reparador, permitiendo que sea “tu médico interno” el que dirija toda la energía que has movilizado allá donde más lo necesites, y sentir esa calma que has ido conquistando durante toda la clase y que al salir de la relajación te acompañará donde quiera que vayas impregnando a los que te rodean.

    Si te animas a recorrer este camino con nosotros nuestros profesores de yoga te guiarán por ese camino hacia ti mismo propiciando la conexión con tu propio maestro interno, tu Naradeva, que es al final el único maestro que te devolverá la calma y el equilibrio en todos los ámbitos de tu vida.

    TE ESPERAMOS (consulta el apartado de cursos)

    Si quieres conocer en más profundidad el yoga Naradeva pincha aquí

    http://www.naradeva.com/