Reiki
  • Qué es Reiki
  • Es una palabra japonesa escrita por dos kanjis y significa energía universal (Rei significa universal, y que Ki significa energía)

    El Reiki es un método de curación por imposición de manos que canaliza una energía universal de amor incondicional. Consiste en la captación de esta energía universal que nos rodea y canalizarla a través del cuerpo para transmitirla por las manos hacia el receptor .La energía es transmitida imponiendo las manos en las articulaciones y en los centros energéticos (chakras). Una sesión puede durar entre 20 y 40 minutos. Las sesiones pueden darse también a distancia.

    El hecho de transmitir energía a través de las manos nos conecta con nuestra misión primigenia, que es la de comunicarnos y desarrollar el Amor Universal. A su vez, esto nos religa con nuestra propia alma que es, en esencia, amor universal.
    El acto de imposición de manos en el cuerpo para aliviar el dolor es tan antiguo como los instintos. Ante la sensación de dolor, lo primero que hacemos es llevar las manos hacia el lugar. Cuando un niño cae y se lastima quiere que su madre lo toque y se siente mejor enseguida.
    Esos actos tan sencillos son la base de todas las técnicas de sanación por el tacto. Los cuerpos vivientes irradian calor y energía. Esta energía es la fuerza vital propiamente dicha y tiene tantos nombres como civilizaciones han existido.
    Los japoneses la llamaron KI, y ésta es la raíz que aparece en la palabra REIKI. “Energía, aire, aliento, esencia vital... la energía activa del universo”... Ki es también la fuerza vital esencial de la tierra, los planetas, las estrellas y los cielos; todas estas energías influyen sobre el Ki de todo cuerpo viviente.
    En el sistema Reiki, la persona que ha recibido los alineamientos Reiki tiene abiertos los canales de energía y despejadas las obstrucciones por efecto de dicho alineamiento.
    En estas condiciones, no solo aumenta su captación de energía vital mejorando su propio estado, sino que además participa activamente de la fuente de todo Ki universal.
    Ciertamente, todos los seres vivos tienen Ki, pero los alineamientos Reiki conectan al que los recibe de una manera más directa con esa fuente inagotable.

    El Reiki puede ser utilizado para variadas aplicaciones que incluyen personas, animales, plantas y situaciones. Del mismo modo, puede acelerar la sanación actuando en los planos físico, emocional, mental y espiritual. Es un excelente complemento de la medicina tradicional y puede ser utilizado a la par con otras modalidades. El Reiki es una forma no invasiva de tratamiento. Además de ser un método de sanación también lo es de crecimiento personal ya que actúa a todos los niveles.

    La Energía Universal está al alcance de todos, todos podemos ser un canal de Reiki, independientemente de la edad, sexo, ideología... ¡Es simple y maravilloso! Tan sencillo como sorprendente. No existe límite alguno, después de la iniciación sólo tenemos que depositar nuestras manos para la propia autosanación o la de otros y, simplemente, la energía fluye. Como la energía utilizada no es la del practicante, sino la Energía Vital del Universo, practicar Reiki no desgasta sino que revitaliza al practicante. El Reiki equilibra y restaura la energía del organismo y favorece la capacidad del cuerpo para sanarse a si mismo, armonizando tanto el cuerpo como la mente.

  • Historia del Reiki
  • Existen diversas teorías sobre el origen de Reiki pero las últimas investigaciones han revelado nuevos datos.

    Reiki fue redescubierto alrededor de 1870, por un doctor y sacerdote japonés llamado Mikao Usui, quien según algunas fuentes enseñaba en la Universidad cristiana Doshisha, de Kioto (Japón).

    Un día sus alumnos le preguntaron "cómo sanaba Jesucristo a los enfermos" y "que si El dijo : el que crea en Mí realizará las obras que Yo hago, y aún las hará más grandes", por que no existía en el Mundo ningún sanador capaz de realizar esas curaciones.

    Usui no supo responder y como el código de honor japonés obliga al maestro a responder todas las preguntas de sus discípulos, empezó una búsqueda que duro diez años y que le llevaría a sentar las bases del Reiki.

    Según una versión, Usui viajó a Estados Unidos, donde permaneció siete años en la Universidad de Chicago estudiando teología y las sagradas escrituras que narraban las curaciones de Jesucristo, y aunque no encontró los secretos de los milagros de Jesús, estudiando la historia comparada de las religiones descubrió indicios de que el primer Buda, Gautama Sidharta (620-543 a. C), había realizado curaciones similares; también aprendió a leer el sánscrito, que era el antiguo idioma litúrgico de India y Tíbet.

    Siguiendo esta pista, Usui viajó a India y Tibet, donde continuo su búsqueda en los monasterios budistas, estudiando los sutras indios, chinos y tibetanos. Los monjes le decían que el hombre tuvo la facultad de sanar el cuerpo en épocas pasadas, pero que se había perdido porque en los monasterios se había orientado únicamente hacia la sanación del espíritu, olvidándose en parte del cuerpo físico.

    Pero Usui regresó a Japón y siguió investigando tenazmente y visitando monasterios . Y por fin en uno de ellos, creyó haber encontrado la respuesta que buscaba en un manuscrito, en el que un discípulo de Buddha constataba la existencia de unos símbolos y procedimientos que se remontaban a al año 2500 a C., afirmando que Buddha los había utilizado en curaciones, similares a las de Jesús, y también se revelaba la forma de transmitir esas facultades a otras personas

    Usui comunicó su hallazgo al abad del monasterio, que era un maestro Zen, y decidieron que debía aislarse en meditación, ayuno y oración en la montaña sagrada de Kuriyama, a 25 kilómetros de Kioto, durante tres semanas; una vez allí colocó veintiuna piedras en el suelo para medir el transcurso de los días quitando una cada día. Así pasaron los veinte primeros días sin que ocurriera nada significativo ,hasta que al amanecer del día veintiuno vio acercarse una especie de esfera luminosa que se dirigía hacia él, y aunque su primera reacción fue huir, decidió aceptar la realidad tal como se presentara; entonces la luz le penetró por el tercer ojo entre las cejas, se desvaneció y vio envueltos en burbujas de luz los símbolos Reiki, que se le quedaron grabados de forma indeleble..

    Además con cada símbolo se le informó sobre la forma de utilizarlos para activar la energía Universal sanadora.

    Así tuvo lugar la primera sintonización o alineamiento Reiki, que fue la de Mikao Usui, al que le fueron revelados de esta forma los métodos de esta técnica ancestral.

    En los años posteriores ,Usui se dedicó a impartir el Reiki a las personas más desfavorecidas entre los mendigos de Kioto y se produjeron muchas curaciones que les devolvían la integridad física para trabajar y mantener sus familias. Pero más tarde observó, que muchos de ellos volvían a la mendicidad y al preguntarles porque lo hacían ,le respondían que les resultaba más difícil volver a trabajar para ganarse la vida, y que por ello preferían mendigar y no tener responsabilidades.

    Al analizar las razones de este desinterés en ganarse la vida honradamente, comprendió que solamente había curado el cuerpo físico y no el espiritual, ya que no había sabido enseñarles la gratitud y el sentido de responsabilidad de su propia existencia, y así Usui se percibió de la importancia del intercambio de energía y llegó a la conclusión de que todo acto recibido ,exige una contrapartida del receptor que otorge valor a lo recibido.

    Después, Usui se consagró a extender las enseñanzas Reiki por todo el Japón, otorgando a sus discípulos la capacidad de transmitir la Energía Universal mediante la imposición de manos; así conoció a su sucesor, Chujiro Hayashi, el cual recibió las enseñanzas y la sintonizaciones directamente de él, convirtiéndose en 1925 en Gran Maestro Reiki.

    Mikao Usui falleció en el año 1930 habiendo formado una decena de maestros. La labor sucesora fue desarrollada por Hayashi, quien creó un centro clínico en Tokio, donde esta terapia se aplicaba en combinación con el ayuno y la dieta vegetariana.

    En 1935 acudió a esta clínica la señora Hawayo Takata, la cual estaba enferma de un tumor en la vesícula biliar, apendicitis y asma con insuficiencia respiratoria, donde fue enviada por el cirujano que la iba a operar en el hospital de Akaska, ya que cuando iba a ser intervenida escuchó una voz en la mesa de operaciones que le decía que la operación no era necesaria; entonces ella renunció a la operación y el cirujano la mando a la clínica Reiki de Hayashi.

    Takata fue internada, recibió Reiki diariamente y a los cuatro meses quedó completamente curada, solicitando a Hayashi que la aceptara como alumna; al principio este se mostró reticente, porque Takata era Hawaina, y Hayashi no quería que el Reiki saliera del Japón. Al final ante la insistencia de Takata, accedió a impartirle la enseñanza.

    En 1938 Hawayo Takata tenía ya una clínica en Hawai. Hayashi la visitó y le impartió la formación Reiki III y Maestría, designándola como sucesora, convirtiéndose en la tercera gran Maestra Reiki.

    Hasta su fallecimiento, en 1980, Takata se dedicó a extender el Reiki por Estados Unidos y parte de Europa, habiendo formado a más de veinte maestros , que han desarrollado varios sistema Reiki similares en lo esencial y diferentes en el sistema de grados.

    La línea descendiente de Takata la ostenta su nieta , Phillips Lai Furumoto, y la doctora Webber Ray, que al principio trabajaron juntas y luego se separaron , fundando Furumoto la asociación denominada Reiki Aliance, y Webber, la AIRA (American International Reiki Inc.)

    Hoy existen más asociaciones de maestros Reiki, las cuales se diferencian en aspectos secundarios, aunque todos mantienen la esencia de las enseñanzas originales de Mikao Usui denominadas Usui Reiki Ryoho, y además otros muchos maestros Reiki enseñan de forma independiente sin pertenecer a ninguna asociación.

    El movimiento Reiki no es jerárquico ni existe ninguna escala de mando, y la denominación de Gran maestro sólo la ostentan los sucesores directos de Usui-Hayashi-Tak

  • Los 5 Principios del Reiki
  • El Maestro Usui meditó y sintetizó para la vida cotidiana 5 principios de un gran sentido común. En la actualidad podemos ver que estos principios, expuestos de diferentes formas, son los que están en la base de todas las terapias psicológicas, médicas o religiosas.

    Estos 5 principios son:

    • Sólo por hoy no te Preocupes

    • Sólo por hoy no te Enfades

    • Honra a tus Padres, Maestros y Mayores

    • Gana tu Sustento Honradamente

    • Muestra Gratitud por todo lo que te Rodea

    Meditar en los Principios del Reiki y practicar Reiki en la Auto sanación te abre las puertas del Amor y el Crecimiento Personal de manera sencilla y directa.

  • Niveles de Reiki
  • Nivel I

    Este primer nivel consta de una iniciación en la cual se abre y limpia el canal energético conectándolo a la energía Reiki. El proceso ayudará a la eliminación de bloqueos, a equilibrar la energía y a elevar el nivel energético.

    Tras la iniciación se podrá canalizar Reiki y la conexión permanecerá abierta para siempre. Este grado I permite trabajar principalmente a nivel físico con uno mismo y con los demás. A menudo se conoce como "físico" puesto que se aprende a canalizar Reiki usando las manos directamente. Con el simple hecho de poner tus manos sobre ti mismo, otras personas, animales o incluso plantas, estarás canalizando Energía Universal.

    Pero además, el nivel I actúa sobre el campo emocional, ya que libera la energía bloqueada en el cuerpo que produce estados emocionales negativos. Podrás aplicarte un tratamiento en cualquier situación y para cualquier dolencia o malestar, desde un simple esguince hasta para reducir sensaciones de estrés o ansiedad. A largo plazo, empiezas a notar una mejoría general en los diferentes aspectos de tu día a día. También en este nivel se trata animales, alimentos, plantas, medicamentos proporcionándoles energía Vital universal para su mejor funcionamiento. Para pasar al siguiente nivel es conveniente que transcurran al menos 3 meses.

    Nivel II

    Con el segundo nivel de Reiki aumenta considerablemente la capacidad de energía curativa, dirigiéndose ésta de manera más específica a los aspectos emocionales, mentales y kármicos de la curación en quién lo recibe. La curación en el nivel Reiki II añade 3 símbolos que se quedarán grabados en la estructura energética y te permite trabajar la causa de un problema o enfermedad, dar Reiki a una situación o relación y enviar Reiki a distancia, y enviar Reiki al pasado o al futuro.

    Para acceder al tercer nivel es conveniente que transcurra al menos un año para que se asienten bien todos los efectos que se produzcan. El grado II es el que, por lo general, trae más cambios en la persona porque es en el que comienza a tomar su poder y las riendas de su vida.

    Nivel III

    En el tercer nivel se hace una iniciación a los símbolos sagrados de un Maestro de Reiki, que se enseñan y se implantan en las manos del participante.

    Se accede a otros 3 símbolos que permitirán comenzar a tratar a nivel espiritual además de aprender diferentes técnicas para trabajar con la energía. También se aprenderá a utilizar el circuito microcósmico que permite potenciar la energía y que se utilizará en las iniciaciones de Maestría.

    La única diferencia entre este nivel y el de Maestro es que todavía no podrás iniciar a otros.

    Los símbolos que se aprenden dan mas fuerza a la energía que se canaliza, el nivel III es el mayor "salto" entre niveles que existe, ya que aumenta el nivel vibratorio del participante de forma notable. Se le llama a este nivel la “Sanación del alma”.

    Para realizar la Maestría deben transcurrir al menos 6 meses.

    Maestría

    La iniciación a la Maestría requiere un compromiso importante con Reiki. Este nivel permite la enseñanza de Reiki y su transmisión a otras personas por tanto se recomienda solamente a quienes pretendan dedicarse en serio a la tarea de Sanación, y más en particular a quienes deseen enseñarlo y hacer del método una parte esencial de su vida.Con ello se asume la responsabilidad de utilizar esta técnica para ayudar a los demás en su crecimiento y sanación.

    En este nivel se recibirán 5 símbolos adicionales que potenciarán la capacidad de canalizar la energía.

    Tenemos que ser conscientes de que Reiki ocasionará profundos cambios en nosotros a este nivel. Esto quiere decir que seguimos siendo "pacientes" nosotros mismos, experimentando cambios que a veces pueden ser difíciles de asimilar.

    Es importante tener un alto grado de humildad para la asimilación de este nivel. Debemos siempre recordar que un proceso de sanación es en todo caso llevado a cabo por el mismo paciente. Nosotros, aún teniendo una tremenda capacidad para canalizar Energía Universal, seguimos siendo solo un canal que transmite dicha energía para que el propio paciente la utilice. En este nivel es necesario realizar prácticas de iniciaciones reales con tu Maestro durante al menos 6 meses para estar totalmente preparado a nivel interno y didáctico.

  • Beneficios del Reiki
  • El Reiki equilibra y restaura la energía del organismo y favorece la capacidad del cuerpo para sanarse a si mismo, armonizando tanto el cuerpo como la mente. El Reiki es un aliado de la medicina, pero no la suplanta. En términos prácticos, el Reiki sirve para una multitud de enfermedades y estados de ánimo.
    He aquí unos ejemplos:

    • Enfermedades Crónicas:
    Aliviar dolores de artritis, reuma, artrosis, espalda y lumbares, dolores menstruales, migraña y de cabeza etc. Mejoría en la calidad de vida.

    • Lesiones:
    Para acelerar el proceso de cicatrización y para soldar lesiones óseas. Reducir la inflamación en esguinces, sanar músculos desgarrados etc.

    • Infecciones:
    Ayuda al cuerpo a aumentar su capacidad para luchar contra enfermedades virales, reforzando su sistema inmunológico (hay mejoras documentadas en personas seropositivas, por ejemplo). Otitis, gastroenteritis, infecciones de la piel etc.

    • Cáncer:
    Se ha usado con éxito en combinación con quimioterapia para ayudar al organismo a mantener la fortaleza física necesaria para los tratamientos.

    • Depresión, agresividad y otros tipos de enfermedades mentales:
    Reiki sirve para equilibrar energéticamente y espiritualmente a las personas. Como resultado, las enfermedades mentales pueden desaparecer cuando la persona se encuentra en un estado de equilibrio y felicidad.